8.5.18

Pintadas y patrimonio




Fotomontaje con graffitis y diversas pintadas de Tarragona. Mayo de 2018.

A principios de año nos llamó la atención una notícia del Diari de Tarragona [i]: el Área de Patrimonio del Ayuntamiento y la Reial Societat Arqueològica Tarraconense (RSAT) denunciaban la aparición de pintadas alrededor de la Muralla Romana (Bien Cultural de Interés Nacional) y la fachada del Museo Arqueológico. No es la primera vez que inscripciones y dibujos furtivos con spray surgen en las inmediaciones de la muralla: en el mes de enero de 2017 se abrieron diligencias por unas firmas [ii] en el Baluard de Sant Antoni y en julio del mismo año también eran noticia unos dibujos en el paseo Torroja [iii].

28.5.17

Traçant memòria (Mapa d'intervencions d'E1000)




L'any 2015 l'artista E1000 va fer una estada a la ciutat de Tarragona en motiu del programa d'intervencions en l'espai públic Murs Que Parlen. A part d'un mural de gran format a les escales del carrer Macià Mallol i Bosch, E1000 va dur a terme diverses microintervencions reunides en un mapa presentat a l'Escola d'Art i Disseny de Tarragona en el marc d'una conferència sobre el seu treball. 

Ara, dos anys més tard, Polígon Cultural publica una nova versió revisada d'aquest mapa, amb disseny d'Adriana Pal i text de Darío Cobacho





15.2.17

VALENCIA: ciudad de los festivales y otros espejismos.

Hace ya tiempo que existe el debate sobre la masificación de eventos y festivales urbanos en la ciudad de Valencia. Al ver cómo su número crecía exponencialmente los medios comenzaron a hablar de una efervescencia cultural. Seguramente una de las razones que ha favorecido esta sobrepoblación es la existencia de un ecosistema de grados y másteres que les proveen cada año de estudiantes en prácticas (no remuneradas): Bellas Artes, Diseño Gráfico, Escuelas de marketing, Periodismo, Gestión cultural... junto al hecho en sí de la precariedad del propio sector cultural. Estos factores junto a la creciente demanda del público y la cantidad de solares y espacios infrautilizados ha hecho de Valencia el núcleo idóneo para llevar a cabo festivales urbanos.